Exterior del palaceteEs un extenso jardín que rodea un bello palacete burladés. El arquitecto Máximo Goizueta la ideó como pequeño palacete, compendio de los principales estilos entonces en auge. En conjunto cabría calificarla de modernista, en razón fundamental a su asimetría y al gran protagonismo que adquiere en las fachadas meridional y de poniente la galería de vidrio y de hierro fundido, sobre esbeltísimas columnillas de este material.

El aspecto algo exótico que le confiere la mansarda de pizarra, junto a la torre con pináculo también de pizarra, confirma el modernismo, así como la diversidad de calidades del sillar empleado, o los motivos de lazo de algunas piezas de relojería.

Parque municipal. Poni de piedra.            Parque municipal

También hay vanos arqueados que recuerdan al románico, mientras que en la pequeña ventana de la mansarda conviven el arco conopial gótico y el aletón barroco. El acondicionamiento del interior fue cuidado y esmerado con predominio de la madera. El extenso jardín del edificio ha sido convertido en parque público por el Ayuntamiento de Burlada, actual propietario del edificio y jardín.

Parque municipal. Mesa con bancos de piedra.           Parque municipal