Ayuntamiento de Burlada / Burlatako Udala

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
23 de septiembre de 2019

23 de Septiembre, Día Internacional contra la Trata y la Explotación Sexual de Mujeres y Niñas

Foto noticia

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

23 de Septiembre, Día Internacional contra la

Trata y la Explotación Sexual de Mujeres y Niñas

La trata de seres humanos es la esclavitud de nuestro tiempo y, lamentablemente, una realidad en Europa y en nuestro país. Supone una profunda violación de los derechos humanos, de la dignidad y de la libertad de la persona y constituye una forma de delincuencia grave, que en la mayoría de las ocasiones implica a organizaciones delictivas a las que proporciona importantes beneficios basados en la utilización de las personas con distintos fines de explotación.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, al proclamar este día, insta a todos los Estados, organismos y a la sociedad a crear mayor conciencia, comprensión y compasión ante la situación de las personas víctimas de trata, recordando la urgencia de proteger sus derechos.

No actuar, mirar hacia otro lado, cruzarse de brazos… Todos estos gestos implican ser cómplice de la esclavitud. Por eso, desde el Ayuntamiento de Burlada queremos que se dé un paso al frente y toda la ciudadanía se posicione de espaldas a la trata, a la explotación sexual, a la esclavitud y a la compraventa de seres humanos, porque es un asunto de toda la sociedad.

Las víctimas de la trata son captadas, transportadas o alojadas mediante engaño, aprovechando su situación de vulnerabilidad o utilizando la fuerza, con el propósito de obtener un beneficio de su explotación.

Para combatir y eliminar todas las formas de trata se necesitan medidas coherentes y coordinadas, tanto a nivel internacional, como nacional y regional, que abarquen ámbitos muy diversos. No podemos olvidar que la trata de personas con fines de explotación sexual es un fenómeno transnacional y que, por ello, se hace mucho más difícil su persecución. Es preciso trabajar de manera simultánea en la protección de las víctimas (especialmente de las mujeres, niños y niñas), en la persecución de los delitos y de las organizaciones criminales. No podemos permitir que este nuevo tipo de esclavitud conviva y perviva y, por ello, hemos de ser beligerantes en la exigencia de su desmantelamiento inmediato, destinando los recursos públicos y privados necesarios.

Los informes emitidos por las distintas organizaciones internacionales que trabajan en el ámbito de la lucha contra la trata arrojan datos que ponen de manifiesto una realidad ineludible:

· 2 de cada 3 víctimas de trata de seres humanos son mujeres (entre un 15% y un 20% niñas)

· la explotación sexual es la finalidad de explotación más numerosa y en la que el porcentaje de mujeres aumenta exponencialmente.

De todo ello se deduce que la trata es un crimen que no es neutral en términos de género: la trata de mujeres con fines de explotación sexual se reconoce como una forma de violencia contra las mujeres, siendo este delito una de las manifestaciones y consecuencias de la desigualdad entre hombres y mujeres, tanto en las sociedades de origen como en las de destino, como consecuencia de su mayor vulnerabilidad motivada, entre otros, por los siguientes factores:

· Un sistema de organización social que perpetúa los modelos de desigualdad por razón de género y permite la devaluación de mujeres y niñas con carácter general y, en particular, en situaciones de conflictos armados, desplazamiento de poblaciones, pertenencia a minorías étnicas, etc.

· La feminización de la pobreza.

· La desigualdad en la educación, la formación y el ámbito laboral.

· La explotación del deseo de emigrar para mejorar sus condiciones de vida y las de su entorno.

Se trata de situaciones de carácter estructural en el modelo social existente, basadas en la desigualdad, la discriminación y la subordinación de las mujeres respecto a la posición de poder de los hombres, para cuya desaparición es necesario diseñar una estrategia dirigida a promover el cambio de modelo social y cultural de manera que, por un lado, se logre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, disminuyendo la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas a la captación en los países de origen y, por otro, se reduzca la demanda de aquellos servicios que se alimentan de la trata de seres humanos en los países de destino.

Para ello es necesario, además, promover una educación en igualdad que integre el principio de no discriminación de la mujer y contribuya a la negación del sentimiento de superioridad de género, en todos los niveles educativos.

En este día, el Ayuntamiento de Burlada quiere expresar su más enérgica condena a la trata de personas, especialmente la de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, y manifestar, expresamente, su compromiso firme en el apoyo a las víctimas y en el impulso de medidas que la combatan. Esto implica un enfoque basado en los derechos humanos y una colaboración intensa y estrecha con agentes sociales e institucionales diversos, y en ámbitos dispares, en la defensa de los derechos de las personas.

Por todo ello, se compromete a COLABORAR CON EL RESTO DE ADMINISTRACIONES Y ENTIDADES ESPECIALIZADAS PARA…

1. Visibilizar la realidad de la trata y promover un mensaje claro y contundente a la sociedad de tolerancia cero a la trata de mujeres con fines de explotación sexual.

2. Aumentar la información y la formación sobre la trata con fines de explotación sexual entre profesionales de entidades públicas y privadas.

3. Reforzar los mecanismos de detección, identificación, asistencia y protección a víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

4. Reforzar los servicios de información y atención a las víctimas de trata con fines de explotación sexual, atendiendo a las situaciones de mayor vulnerabilidad, como víctimas extranjeras en situación irregular, o menores de edad.

5. Reforzar los instrumentos de coordinación interinstitucional y con el tercer sector en materia de trata con fines de explotación sexual.

6. Trabajar en colaboración con representantes del movimiento feminista, expertas, colectivos y asociaciones de mujeres víctimas- supervivientes del delito de trata.

En Burlada, a 23 de septiembre de 2019

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS